Frente regional amazónico para la emergencia climática

Frente regional amazónico para la emergencia climática

“Cada vez que alguien estornuda en Perú, hay alguien en Brasil que tiene gripe. Cada vez que se produce un barril de petróleo en Ecuador, hay un país vecino que terminará comprándolo”, asegura la célebre ecologista Yolanda Kakabadse.

Lo que pasa en los países de América Latina está muy relacionado, como si se tratara de órganos vitales de un mismo cuerpo, sostiene Kakabadse, exministra del Ambiente de Ecuador y actual directora para América Latina y el Caribe de la Alianza Clima y Desarrollo (CDKN, por sus siglas en inglés).

Por eso CDKN impulsa una iniciativa para que Brasil, Colombia, Perú, Ecuador y Bolivia evalúen –evidencia científica mediante– los riesgos, impactos y amenazas del cambio climático que comparte la región amazónica.

No se trata solo de medir impactos que ya se evidencian, sino proyectar los daños a mediano y largo plazo. ¿Qué implicancias tendrá en la vida de las personas más vulnerables que la temperatura de la Tierra se incremente en dos grados a 2025?, ejemplificó para Tierramérica Carolina Navarrete, del Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT), que también impulsa esta iniciativa.

La intención es que las autoridades puedan responder con hechos a estas interrogantes cruciales para la supervivencia de la población, aseguraron Kakabadse y Navarrete.

Kakabadse anunció que el ministro del Ambiente de Perú, Manuel Pulgar Vidal, sería el encargado de convocar a sus pares de los demás países, con el propósito de lograr que, entre enero y febrero de 2013, se definan medidas a adoptar. Y en abril o mayo se debe arribar a un compromiso formal.

“Hay que trascender los gobiernos de turno, porque los impactos no solo se están evidenciando ahora, hay mucho que hacer en el mediano y largo plazo”, dijo Kakabadse a Tierramérica.

Como primer paso, un equipo científico acaba de elaborar un informe preliminar que evidencia la vulnerabilidad de la Amazonia en un escenario de cambio climático.

Para el informe –conducido por Global Canopy Programme y el CIAT y financiado por CDKN–, los especialistas revisaron más de 500 publicaciones de los últimos 15 años y consultaron sitios web y plataformas de datos sobre deforestación y modelamiento hidrológico.

El documento hace énfasis en las amenazas sobre los recursos hídricos, los alimentos y la energía y cómo se relacionan entre sí. Sin seguridad hídrica en la región, la seguridad alimentaria, energética y sanitaria no será posible, plantea.

Kakabadse señaló que, en cualquier caso, no debe perderse de vista la enorme importancia que tiene la conservación de la Amazonia y sus áreas naturales protegidas. Son “la caja de ahorro” que debemos preservar para tiempos aún más difíciles que se avecinan, alertó.

Vía: Milagros Salazar | IPS Noticias

El cambio climático es ampliamente reconocido como una de las amenazas más graves para la salud pública mundial del presente siglo. La situación en Canadá no es diferente del resto del mundo. Leer Más

El Servicio Federal de Pesca y Vida Silvestre de los Estados Unidos, anunció que la perspectiva del manatí para el futuro ha mejorado y ahora podría ser clasificado como una especie amenazada. Las autoridades dijeron que el cambio no tendría un impacto inmediato en las leyes estatales que protegen a estos animales. Leer Más

El gobierno mexicano ha aprobado actividades mineras que amenazan la biodiversidad local en la reserva forestal nacional de San Andrés Tuxtla. Leer Más

Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed.