Intentan repoblación de Guacamayo Azul en selvas de Bolivia

Bolivia-parabas-barba-azul

El paraba barba azul (Ara glaucogularis) es una especie endémica al departamento del Beni y restringida en su rango de distribución a Bolivia.

El Paradise Park en Cornwall, Inglaterra, entregó a Bolivia seis parabas barba azul (Ara glaucogularis), que se encontraban en cautiverio en esa región, con el propósito de garantizar su conservación, por tratarse de una especie en “peligro crítico de extinción” informó la Liga de Defensa del Medio Ambiente (Lidema).

“Dentro del marco de un programa de conservación las parabas nacidas en cautiverio fueron donadas al Estado Plurinacional de Bolivia por el Paradise Park en Cornwall, Inglaterra, con el objetivo de la conservación de esta especie que se encuentra en peligro crítico de extinción, en estado silvestre”, señala un boletín.

Actualmente están aclimatándose en un aviario antes de ser liberados gradualmente en el medio natural en el que se extinguieron hace muchos años.

Esa iniciativa fue impulsada por la Dirección General de Biodiversidad y Áreas Protegidas del Viceministerio de Medio Ambiente, Biodiversidad y Cambio Climático, la Gobernación del Beni, la Fundación Noel Kempff Mercado y el Instituto de Ecología de la Universidad Mayor de San Andrés. Además de la fundación World Parrot Trust, el establecimiento Nueva Esperanza y el Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria.

La paraba barba azul es un ave hermosa, endémica de los llanos de Mojos del departamento del Beni. Esta especie es grande, las partes superiores de color azul turquesa, un poco más apagado en la corona y más claro en la grupa. Su cuerpo, pecho y las partes bajas de sus alas son de color amarillo intenso, casi naranja.

En otro caso, en pasados días, la Procuraduría General del Estado (PGE) recuperó, del tráfico ilegal, al menos 8.992 insectos valorados en 198.000 bolivianos, que pretendían ser llevados a Alemania en 2010, y determinó su traslado al Museo Nacional de Historia Natural, para garantizar su conservación, se informó.

FUENTE | www.opinion.com.bo

Catorce especies estudiadas cuatro años después del derrame de petróleo de BP en el Golfo de México siguen sufriendo los efectos de la contaminación. Leer Más

La propagación del mal ha llevado, incluso, a protestas y manifestaciones de los trabajadores rurales, que sospechan que los fertilizantes y pesticidas empleados en las plantaciones están dañando su salud. Leer Más

Un proyecto para minimizar el impacto ambiental causado por el pez león a los ecosistemas costeros en el mar Caribe, se desarrolla en Cuba, como parte de una estrategia para controlar esa especie. Leer Más

Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed.