Uruguay se convirtió en un Santuario de Ballenas y Delfines

uruguay-ballenas

En septiembre, Uruguay aprobó la ley 19.128 , que designa a las aguas territoriales del país como un “Santuario para las Ballenas y los Delfines”.

Desde hace décadas que distintas naciones y organizaciones no gubernamentales hacen lobby y luchan en las aguas para prohibir la caza de ballenas internacionalmente.

Es que, si bien en 1986 se impuso una moratoria internacional a su caza comercial, países como Japón justifican las matanzas aduciendo intereses científicos poco transparentes.

Pero en sus aguas nacionales, cada país puede determinar cómo proteger a las especies que por allí pasan. Tal el es el caso de Uruguay y los cetáceos, cuando el Parlamento aprobó por unanimidad el proyecto de ley que convierte al país en un santuario de ballenas y delfines.

La ley votada declara “las aguas jurisdiccionales y la zona económica exclusiva de la República Oriental del Uruguay santuario de ballenas y delfines, con el objetivo de asegurar la presencia de cetáceos en nuestras aguas, que por la importancia para sus actividades reproductivas y migratorias, son de vital importancia para la continuidad de dichas especies que se encuentran amenazadas”.

Además, queda prohibida toda actividad que busque matar, cazar, capturar, agredir y otras acciones que afecten a cualquier especie de cetáceos que viva o pase por los espacios marítimos de soberanía nacional, ya sea realizada por embarcaciones de bandera nacional o extranjera.

Son 26 las especies de cetáceos que llegan al país. Entre ellas se encuentran los delfines del Río de la Plata, también conocidos como franciscanas y considerada una especie autóctona con alto riesgo de extinción, y las orcas, por mencionar algunos ejemplos.

Según informó en un comunicado la Organización para la Conservación de Cetáceos (OCC), institución uruguaya que traba por la conservación de estas especies y que ha promocionado esta ley: ”Un santuario para estos animales en toda la zona económica exclusiva de Uruguay significa un posicionamiento de nuestro país a nivel internacional a la vanguardia de la conservación de estos animales, tan amenazados y vulnerables”.

Vía | www.cromo.com.uy

Solo por el consumo de combustibles fósiles, Venezuela registra las más altas emisiones de dióxido de carbono (CO2) por habitante de América Latina: 6.9 toneladas por habitante en 2010, cifra muy superior a las registradas en Argentina (4,5), México (3,8), Brasil (2,2), Perú (2,0) y Colombia (1,6). Leer Más

En el país el tráfico de animales se ha incrementado en un 26 por ciento. Según cifras oficiales, en todo el 2013 fueron recuperados 20.150 animales mientras que en lo que va corrido del 2014 se han recuperado 25.350. Leer Más

Un estudio publicado en septiembre del 2014 por la Unión Internacional para el Cuidado de la Naturaleza (UICN) indica que al menos el 20% de las plantas medicinales del mundo están amenazadas. En la lista constan algunas especies que habitan en el Ecuador. Leer Más

Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed.