Estudio: Especies marinas en peligro de extinción masiva

day_tour_floreana_1

Un estudio dado a conocer ayer reveló que los océanos del mundo corren el riesgo de entrar en una fase de extinción de especies marinas sin precedentes en la historia de la humanidad. Y las aguas que circundan a Puerto Rico no son la excepción.

No es un secreto que cada día son menos los corales vivos que los puertorriqueños y los turistas pueden admirar mientras bucean, y que los pocos que quedan, que antes llenaban de color las revistas de viaje, se han ido blanqueando. También se sabe que las poblaciones de peces han bajado dramáticamente.

El escenario de mortandad en ecosistemas marinos no es algo desconocido para los científicos en el país.

El documento, titulado Taller 2011 de expertos internacionales sobre el sistema terrestre: efectos y presiones sobre los océanos, que sería presentado en Nueva York durante la reunión anual del Unicpolos (United Nations Informal Consultative Process on Oceans and the Law of the Sea), convocada por la Asamblea General de las Naciones Unidas, levanta serias preocupaciones sobre el estado de los océanos.

Un panel de peritos sostuvo que “existen sólidas pruebas científicas” de que en los océanos se dan las mismas condiciones presentes “en todas las extinciones en masa a lo largo de la historia de la Tierra”, cinco en los últimos 600 millones de años.

El detonante principal para esto es el aumento en las emisiones de dióxido de carbono que causa el calentamiento global, la sobreexplotación, la contaminación, el aumento en las temperaturas del agua, su acidificación y la falta de oxígeno.

Edwin Hernández, investigador de corales afiliado al Departamento de Biología de la Universidad de Puerto Rico, en Río Piedras, indicó que “yo no puedo decir que va a ser una hecatombe, pero sí te puedo decir que, en las pasadas tres décadas, lo que había en los arrecifes versus lo que hay hoy equivale a una pérdida significativa”.

¿Cómo se evidencian las pérdidas?

Se están perdiendo corales grandes en la construcción de arrecifes, como el coral de estrella. La magnitud de lo que estamos viendo es impresionante. Lo que a la naturaleza le toma construir siglos, en crecer y alcanzar, en cuestión de los corales grandes, en sólo meses muere. Esto lo observamos en los corales cerca de la costa de Fajardo, Río Grande y de la zona metropolitana, cerca de centros urbanos. Allí se ve muerte por los impactos a la calidad de agua.

¿Qué usted ve en el mar que le dice que los ecosistemas marinos están en peligro?

Todos los corales están malos. Inicialmente pensamos que los más afectados eran los que estaban cerca de la superficie. Pero hace varias semanas estuvimos en Mona y nos topamos con corales a profundidades de 135 a 140 pies, blanqueados. Esto significa que el agua se está calentando, no sólo en lo más llano, sino en lo profundo y allí también están muriendo corales.

¿Es reversible lo que se está observando en los océanos?

El proceso no es reversible, hay un deterioro de hábitat tan grave que tomaría varios siglos. Es hora de sentarnos como país. El problema no empieza en el arrecife, ese es el final de la cadena.

Múltiples asuntos que hay que atender

Por otro lado, el oceanógrafo químico Julio Morell, profesor de ciencias marinas en el Recinto Universitario de Mayagüez, señaló que hay muchas cosas que Puerto Rico debe hacer para evitar más daños a los ecosistemas marinos.

“Regionalmente, tenemos que controlar las descargas a los ríos, controlar la deforestación, las escorrentías y minimizar los químicos que se utilizan en las actividades agrícolas”, dijo en entrevista con Primera Hora.

De acuerdo con el perito, en las aguas puertorriqueñas los ecosistemas de más valor son las praderas de yerbas marinas y los arrecifes de corales.

“Estos ecosistemas están afectados por razones locales, y otras que son mundiales”, explicó Morell.

En Puerto Rico, los expertos han advertido que la deforestación provoca que los sedimentos de la tierra discurran a lo largo de ríos y quebradas hacia el mar.

“Esos sedimentos son demasiados y terminan asfixiando a los corales. Los han matado en la costa de Guayanilla, Guánica, Peñuelas y Ponce”.

También los fertilizantes y químicos utilizados para la industria agrícola “históricamente” han sido un factor que ha deteriorado la salud marina. A esto se suman las descargas sanitarias ilegales.

Esto crea un desbalance en las aguas del océano. ¿Cómo se afectan los organismos?

Uno ve cómo los organismos compiten por espacio. Existen lo que se llaman las algas oportunistas, que han acaparado corales y que crecen con los nutrientes que vienen de la tierra.

En el estudio, los científicos establecen, en efecto, que estas algas oportunistas “proliferan peligrosamente” y asfixian zonas enteras de los mares, conocidas ya como “zonas muertas”, en las que se interrumpe el ciclo de vida natural.

¿Qué especies de peces han mermado en nuestras aguas?

Si uno habla con los pescadores, se da cuenta de que los peces que nos gustan,como el mero y los capitanes, han disminuido significativamente.

Recientemente, el Senado de México aprobó una ley que prohíbe el uso de animales salvajes, como los primates, elefantes y grandes felinos, en los circos y espectáculos itinerantes. Leer Más

En una reciente edición de la revista Nature, dos prominentes científicos advierten que el proyecto amenaza con ser un “desastre ambiental” para Nicaragua. Están en riesgo “algunas de las más frágiles, prístinas y científicamente importantes” regiones de América Central, advierten. Leer Más

El cambio climático constituye una amenaza existencial que encara hoy la región, declaró Irwin LaRoque, secretario general de la Comunidad del Caribe (Caricom). Leer Más

Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed.