Flora nativa de Colombia enfrenta a “especies invasoras”

Image - Palma Africana

Plantas invasoras como la palma africana y otras 40 especies introducidas en el territorio colombiano representan un gran riesgo para la flora nativa, especialmente en las regiones andina, caribe y amazónica.

A esta  conclusión  llegaron un equipo de biólogos investigadores del Instituto Amazónico de Investigaciones Científicas, luego de realizar salidas de campo y de depurar un listado de plantas que fueron introducidas al país y que tienen un alto valor de crecimiento y propagación en los ecosistemas colombianos.

Se evaluaron 596 plantas,  que están categorizadas en el mundo, de las cuales se encontraron 273 que tenían algún reporte de invasión.

Con estas cifras se hizo un nuevo filtro para hacer el análisis de riesgo y determinar cuáles tendrían mayor potencialidad invasiva y el resultado fueron 83 categorizadas. De ellas se organizó un listado de 42 plantas que representan un alto riesgo de invasión para el territorio colombiano.

Se ha considerado que la invasión biológica es la segunda causa de pérdida de biodiversidad en el mundo. Pero desde el punto de vista económico también es muy claro que el control a las invasiones biológicas resulta demasiado costoso.

En el río Magdalena Medio son altamente costosos los procesos de erradicación de palntas acuaticas, introducidas, incluso ilegalmente desde Brasil. En cuanto a la región amazónica, muchas de estas plantas acuáticas invaden territorios indígenas, entonces se van convirtiendo en un problema.

Las plantas introducidas a Colombia desde África se adaptan fácilmente  en ciertos territorios y se están convirtiendo en un problema.

Se introducen para la producción de oleaginosas, la restauración de ecosistemas ambientales y la recuperación de áreas degradadas.

El gremio agrícola y ganadero ha generado el deterioro de muchos ecosistemas naturales, en la medida en que están tumbando bosques para convertirlos en potreros.

También  se han introducido muchas gramíneas desde África, que son bastante agresivas y desplazan a la flora nativa.

Es una situación que se mira con mucha preocupación. Particularmente los pastizales, es un grupo delicado para tener en cuenta en las invasiones biológicas.

Existe un convenio de diversidad biológica, donde los países deben controlar la introducción de especies.

Además deben generar unas evaluaciones o plazos de manejo para la evaluación de las especies introducidas.

El Gobierno colombiano ha generado una normatividad muy clara para las especies introducidas. Incluye solicitudes formales para hacer propagaciones, que deben ser evaluadas por un grupo de investigadores, los institutos adscritos y la Universidad Nacional.  El control lo ejercen el Ministerio del Medio Ambiente y las corporaciones autónomas.

FUENTE | www.elespectador.com

Una gran población de osos polares en Alaska y Canadá se ha reducido en un 40 por ciento desde el comienzo del nuevo milenio, según muestra un nueva investigación. Leer Más

En el marco de la cumbre del G-20 en Brisbane, Australia, el presidente estadounidense Barack Obama, anunció que Estados Unidos invertirá 3.000 millones de dólares en la lucha contra el cambio climático. Leer Más

En México, un millón de mascotas sufre maltrato por golpes, abandono y mala alimentación, entre otros abusos, por lo que es necesario equiparar estas acciones con los delitos de violación, lesiones, homicidio y abandono, para especificar las diferentes sanciones que correspondan a cada acto. Leer Más

Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed.